martes, 30 de noviembre de 2021

30nov21: Drunk


MARTES A LAS 20.00 HORAS. ENTRADA $ 150.

--SOCIOS GRATIS--

Título original Druk aka

Año 2020

Duración 116 min.

País Dinamarca

Dirección Thomas Vinterberg

Guion Tobias Lindholm, Thomas Vinterberg

Fotografía Sturla Brandth Grøvlen

Reparto Mads Mikkelsen, Thomas Bo Larsen, Magnus Millang, Lars Ranthe, Susse Wold, Maria Bonnevie, Dorte Højsted, Helene Reingaard Neumann, Martin Greis, Magnus Sjørup, Mercedes Claro Schelin, Frederik Winther Rasmussen, Silas Cornelius Van, Albert Rudbeck Lindhardt, Aksel Vedsegaard, Aya Grann

Productora Coproducción Dinamarca-Suecia-Países Bajos (Holanda); Zentropa Productions, Topkapi Films, Film I Väst, Zentropa International Sweden, Det Danske Filminstitut, Eurimages, Svenska Filminstitutet, Netherlands Film Production Incentive

Género Drama | Alcoholismo. Amistad. Colegios & Universidad

Clasificación + 15 años

Sinopsis Cuatro profesores de instituto se embarcan en un experimento sociológico en el que cada uno de ellos deberá mantener la tasa de alcohol en su cuerpo al mismo nivel, durante su vida diaria, intentando demostrar de esa manera que pueden mejorar en todos los aspectos de su vida. (FILMAFFINITY)

 

Premios 2020

Premios Oscar: Mejor película internacional

Globos de Oro: Nominada a mejor película de habla no inglesa

Premios BAFTA: Mejor película de habla no inglesa. 4 nominaciones

4 Premios del Cine Europeo: Mejor película, dirección, actor (Mikkelsen), guion

Festival de San Sebastián: Mejor actor y Premio Feroz de la crítica

Critics Choice Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa

Premios César: Mejor película extranjera

Asociación de Críticos de Chicago: Mejor película extranjera

Satellite Awards: Nominada a mejor película de habla no inglesa

 

Crítica

'Otra ronda' parte de una premisa a priori muy propia de comedia europea de esas que llenan las carteleras de cines en versión original: cuatro profesores que deciden iniciar un peculiar experimento sociológico basado en la teoría del psiquiatra y escritor noruego Finn Skårderud, que dice que los humanos nacemos con un déficit de 0,05% de alcohol en la sangre, y es cuando compensamos esa diferencia cuando nos convertimos en la mejor versión de nosotros mismos. Así que deciden mantener esa tasa de alcohol al mismo nivel durante el día para intentar demostrar que así pueden mejorar en todos los aspectos de sus vidas.

El director de 'La caza' (Jagten, 2012) podría haber convertido su film en un estudio real al estilo 'Super size Me' (2006), lo que podría haber casado con su etapa más Dogma, sin embargo, encajona su estudio sobre la bebida en un marco aparente de cine para señores cuarentones, en el que las críticas más torpes quieren ver una réplica de la clásica encrucijada generacional de hombres blancos heterosexuales cansados de la vida con ganas de echar una canita al aire.

Y en efecto, el hecho de que Mikkelsen esté acompañado de Thomas Bo Larsen, Magnus Millang y Lars Ranthe, hace pensar que estamos ante una versión de arte y ensayo de la "comedia cuñada" española al estilo 'Es por tu bien' (2016), porque en efecto el relato gira sobre estos hombres en diferentes crisis profesionales y familiares en donde el papel de la mujer no tiene un espacio natural en la historia, más allá de ser el contacto o ausencia que crea la demanda de cambio en sus vidas.

Sin embargo, hay un uso de estos personajes para concretar el discurso que alejan 'Otra ronda' de esa típica obra de bromas para divorciados. Su escena inicial muestra a un grupo de jóvenes bebiendo mientras hacen pruebas, pimplando, vomitando y creando una imagen dudosa sobre lo que nos quiere transmitir el film respecto a la bebida, ¿Nos está presentado un problema nacional de Dinamarca que llega hasta el consumo preocupante en edades tempranas, o nos muestra una efímera visión melancólica del júbilo perdido y del mejor momento de nuestras vidas, porque podemos hacer locuras?

Vittenberg alterna las parrandas y el día a día de los protagonistas con divertidos clips reales de políticos y personalidades que construyen todo un tratado de uso filosófico sobre el alcohol. Muestra los efectos con naturalidad y de forma orgánica, no juzga, pero tampoco evita mostrar el lado más oscuro (y hasta trágico) del consumo. 'Otra ronda' no es una película moralista, pero sí deja claro que el alcohol tan solo amplifica los anhelos, tristezas o angustias que ya existen en nuestro interior, por ello cada personaje representa cierto momento vital, y en cada uno de ellos tiene un efecto diferente.

Lo que hace al film único es su vertiente de elegía cinematográfica. Cuando llevaba 4 días rodando, Ida, la hija del director, moría en un accidente de tráfico con 19 años. Iba a participar en el film como la hija de Mikkelsen, tan solo ha quedado una dedicatoria y el aura de celebración agridulce que puede tocarse desde el primer minuto. Hay algo especial en el uso de la música desde la escena de la cena, que una sensación difícil de definir que convierte el largometraje en un manifiesto lleno de sentimiento y tristeza que busca ser asimilada, para aprender a bailar junto a ella.

Hasta la asombrosa secuencia de baile de Mikkelsen parece un exorcismo por y para Ida, un momento que rivalizará al videoclip 'Weapon of Choice' (2001) con Christopher Walken como uno de los momentos de catarsis más indescriptibles que ha acometido un actor danzando. Perteneciente a esa estirpe de trances espontáneos que no pueden escribirse en un guion y que se convierten sin pretenderlo en momentos para el recuerdo, asociado ya para siempre a la canción 'What A Life' de Scarlet Pleasure.

 ‘Otra ronda’ es la madurez agridulce del Vinterberg más punk, una última fiesta con sabor a antídoto contra crisis de la mediana edad, un manifiesto ebrio de existencialismo vitalista que no juzga sino que celebra la amistad y el dolor. Una borrachera telúrica de melancolía y humor oscuro como bálsamo para la tragedia, alcohol en las heridas, una despedida jovial con sabor a vino amargo y la calidez de un abrazo con risas en la reunión con viejos amigos en un funeral. Jorge Loser en espinof.com

Trailer



23nov21: Muerto con gloria

 


Título original Muerto con Gloria

Año 2021

Duración 115 min.

País Uruguay

Dirección Marcela Matta, Mauro Sarser

Guion Mauro Sarser

Fotografía Germán Luongo

Reparto Stefania Tortorella, Noelia Campo, Mauro Sarser, Nenan Pelenur, Federico Guerra, Marco Manfrini

Productora Ecologito, Los Modernos Films

Género Comedia

Clasificación + 15 años

Sinopsis Gloria tiene treinta años y nunca tuvo un orgasmo. Cuando por fin encuentra a su amante ideal, resulta que éste no forma parte del mundo de los vivos. (FILMAFFINITY)

Crítica

Es la segunda película de los directores Mauro Sarser y Marcela Matta, responsables de Los modernos. La nueva película de la dupla cuenta la historia de Gloria, una librera treintañera agobiada por su trabajo, su dificultad para dormir, para entablar relaciones románticas, y por nunca haber tenido un orgasmo. En su nueva casa descubrirá que habita una presencia fantasmal, que se convierte en un amante ideal y la pone en un lugar incómodo cuando tiene que elegir entre ese amor fantástico y un hombre de carne y hueso que le empieza a interesar.

Protagonizada por Stefanía Tortorella, y con un elenco que incluye a Nenan Pelenur, al propio Mauro Sarser, Federico Guerra y a Noelia Campo, Muerto con gloria combina humor, romance y un toque de fantasía sobrenatural poco habitual en el cine local.

 La película ha tenido ya algunas ventas internacionales, para ser emitida en cines y en plataformas de streaming de Estados Unidos y España, Corea del Sur y Taiwán, y se negocia la posibilidad de que se realicen remakes en España, Estados Unidos y México. El Observador

Trailer

 

16nov21: El Padre

 

Título original The Father

Año 2020

Duración 97 min.

País Reino Unido

Dirección Florian Zeller

Guion Florian Zeller, Christopher Hampton. Obra: Florian Zeller

Música Ludovico Einaudi

Fotografía Ben Smithard

Reparto Anthony Hopkins, Olivia Colman, Imogen Poots, Rufus Sewell, Olivia Williams, Mark Gatiss, Evie Wray, Ayesha Dharker

Productora Coproducción Reino Unido-Francia; Trademark Films, Embankment Films, Film4 Productions, F Comme Film, AG Studios NYC. Distribuidora: Lionsgate

Género Drama | Drama psicológico. Vejez / Madurez. Enfermedad. Alzheimer. Familia

Grupos Adaptaciones de Florian Zeller

Clasificación + 15 años

Sinopsis

Anthony (Anthony Hopkins), un hombre de 80 años mordaz, algo travieso y que tercamente ha decidido vivir solo, rechaza todos y cada uno de las cuidadoras que su hija Anne (Olivia Colman) intenta contratar para que le ayuden en casa. Está desesperada porque ya no puede visitarle a diario y siente que la mente de su padre empieza a fallar y se desconecta cada vez más de la realidad. Anne sufre la paulatina pérdida de su padre a medida que la mente de éste se deteriora, pero también se aferra al derecho a vivir su propia vida. (FILMAFFINITY)

 

Premios 2020

Premios Oscar: Mejor actor (Hopkins) y guion adaptado. 6 nominaciones

Globos de Oro: 4 nominaciones, incluyendo mejor película drama

Premios BAFTA: Mejor actor (Hopkins) y guion adaptado. 6 nominaciones

Festival de San Sebastián: Premio del Público

Critics Choice Awards: 4 nominaciones, incl. mejor actor y actriz sec.

Premios Goya: Mejor película europea

Sindicato de Directores (DGA): Nominada a mejor nuevo director

Sindicato de Actores (SAG): Nom. mejor actor (Hopkins) y actriz sec. (Colman)

Asociación de Críticos de Los Angeles: Mejor montaje

Asociación de Críticos de Boston: Mejor actor y Mejor director novel

Asociación de Críticos de Chicago: Nominada a Mejor actor y guion adap.

British Independent Film Awards (BIFA): Mejor guión, actor y montaje

Satellite Awards: Mejor guion adaptado. 6 nominaciones

 

Crítica

La idea es de una sencillez tan aplastante que a nadie se le había ocurrido desarrollarla con tal grandeza: mostrar la demencia senil de un anciano, su falta de certezas, su confusión mental, sus lamentables olvidos, los más cotidianos y los más esenciales, sus vívidos recuerdos, sus accesos de clarividencia, su honestidad brutal, su ternura y su hosquedad, su desequilibrio y sus caídas en el terror de sentirse absolutamente perdido en su hogar, expuesto como un laberinto indescifrable, desde su propio punto de vista mental. Lo ha hecho el prestigioso dramaturgo francés Florian Heller en su primera y excelente película como director de cine, basada en su obra teatral El padre, un drama profundamente doloroso y afortunadamente humano, que se acerca a la enfermedad con el tacto de la devoción y del cariño, pero también con la aspereza de la verdad. Y con la inestimable ayuda de Anthony Hopkins y su maestra

Sin grandilocuencias en la puesta en escena, de un rigor clásico inusual en un debutante, Zeller va mostrando los sucesivos encuentros del protagonista con su hija, su cuidadora y su yerno en el piso donde habita, con la salvedad de que los intérpretes van cambiando de identidad, mostrando los rostros acompañantes de una memoria averiada para siempre, y las derivas de inseguridad en un hombre que se siente no solo aturdido sino también embaucado, conformando así una especie de thriller de engaños. Siempre pendiente de su reloj y del momento del día que es porque intuye que su tiempo se acaba y que sin él se mezclan el día y la noche, el pijama y la ropa de calle, las pastillas del desayuno y las de la cena, la infancia y el ocaso, el viejo se aferra a la información en la muñeca como el que se abraza a una vida que se resquebraja por donde más duele, en ciertos momentos con el aliento shakespeariano de El rey Lear.

Nadie había mostrado con esa eficacia ese efecto tan desgraciadamente habitual de que alguien empiece a tener síntomas de no reconocer ni a los suyos, en una edad en la que no siempre se es tierno y educado, y en una situación en la que afloran palabras y actitudes seguramente sinceras, pero despiadadas con los que te quieren y pretenden ayudarte. ¿Se es uno mismo o ya se es otro?

Porque también está el contraplano de la inmensa variedad de registros en la sublime actuación de Hopkins, hosco, divertido y, sobre todo, extraviado: el dolor de la hija, la formidable Olivia Colman (pero no solo); el resquemor del yerno; la profesional dulzura de la cuidadora. La confusión mental del ser humano que se agota es la nuestra como espectadores, por una vez en la tesitura de no saber dónde colocarnos ante un desafío que alcanza incluso la esfera de lo moral. Javier Ocaña en El Pais de Madrid

Trailer



martes, 9 de noviembre de 2021

09nov21: Las vacaciones de Hilda

 MARTES A LAS 20.00 HORAS. ENTRADA $ 150.

--SOCIOS GRATIS--

Título original Las vacaciones de Hilda

Año 2021

Duración 88 min.

País Uruguay

Dirección Agustín Banchero

Guion Agustín Banchero

Música Daniel Yafalián

Fotografía Lucas Cilintano

Reparto Carla Moscatelli, Edgardo Castro, Gabriel Villanueva

Género Drama | Familia

Clasificación + 12 años

Sinopsis Hilda es una mujer solitaria que vive en el pueblo de Concepción. Intencionalmente quiebra cualquier tipo de relación afectiva con las personas de su entorno cercano. Su vida se ve interrumpida por el aviso de que su hijo viene a visitarla después de varios años. Así ella comienza los preparativos para mejorar su casa y su imagen que ha decaído en los últimos tiempos. Sobre la fecha, su hijo cancela la visita y la pospone por tiempo indeterminado. Ahora Hilda deberá vivir un verano en el pasado.

Crítica

“No me molesta esperar”, le dice Hilda (Carla Moscatelli) a un muchacho, mientras realiza una inspección rutinaria y burocrática a una planta cerealera en decadencia. Es que toda la vida de esta mujer solitaria, que sostiene a puro desgano y fuertes tensiones con su socio un estudio de arquitectura, parece haberse quedado en suspenso, en una cotidineidad agobiante y exasperante. Su madre enferma desde hace tiempo, la casa con filtraciones y manchas de humedad, algunos manejos no demasiado transparentes con el dinero, cierto patetismo pueblerino de un lugar como Concepción... Lo que el guionista y director nos muestra (y sobre todo lo que nos insinúa) del universo íntimo de la protagonista es bastante agustiante y desolador. Cuando recibe la confirmación de que uno de sus hijos vendrá a visitarla algo vital se activa en ella, pero a último momento el joven cancela el viaje y... otra vez el desencanto, la depresión.

Tras esa primera parte, Banchero nos remonta al pasado, a un verano de una década atrás, cuando Hilda estaba en pareja con Eduardo (el argentino Edgardo Castro), pasaba unas vacaciones en Solís con él y sus tres hijos, bailaban clásicos de los '70, hacían el amor. Pero sobrevino la infidelidad de él, y los reproches, y la violencia, y la tragedia, y los inevitables distanciamientos.

De esos retazos de vida, de esos recuerdos propios de una memoria emotiva (y por lo tanto selectiva) está construida esta ópera prima misteriosa y elusiva, que solo nos muestra algunos pocos elementos para que luego seamos nosotros, los espectadores, quienes completemos las piezas faltantes. Este juego de escondidas, de retaceos, de omisiones, puede irritar a cierto sector del público, pero también plantea dilemas, genera interrogantes y provoca complicidades.

La fotografía de Lucas Cilintano que es capaz de convertir en pura poesía visual una gota de lluvia o una lágrima en la mejilla de la protagonista, y el trabajo sutil, austero y lleno de matices de Moscatelli son aspectos que sostienen el relato cuando los tiempos y los silencios se alargan. Las vacaciones de Hilda es una película que exige paciencia, involucramiento y compromiso. A la larga, la recompensa es valiosa. Por Diego Batlle.

Trailer: